Reseña y análisis de “Apocalipsis según San Juan” (Biblia)

Desde hace un tiempo que llevo sintiendo un gran interés por las religiones y su impacto en la sociedad. De hecho, en marzo de este año hice una especie de reseña de la Biblia Negra (de Satán) y hoy traigo una del Apocalipsis según San Juan o El libro de las Revelaciones, que se trata del último fragmento del Nuevo Testamento de la Biblia.

Antes de nada debo aclarar que no creo en ningún Dios, por lo que solo resumiré el libro y en caso de analizarlo será desde un punto de vista literario; no voy a profundizar mucho más de lo necesario en el catolicismo. Asimismo el libro emplea con continuidad símbolos que, como no soy teóloga, no he podido descifrar del todo, pero que nombraré igualmente e intentaré comparar con mis pocos conocimientos. También he de decir que no acabé de entenderlo muy bien hasta que lo he resumido aquí y me he informado en internet.

La verdad es que visto como novela me parece atrapante, enganchante; es difícil poder dejar de leer porque las acciones ocurren rápido y siempre están pasando actos importantes que no se pueden pasar por alto porque tienen un significado y trasfondo relacionado con el resto de la Biblia. Quizá debería haberme leído el Libro Sagrado completo, pero tenía muchísima más curiosidad por el Apocalipsis, pues ha sido la parte más controvertida y, a mi parecer, la más oscura y llamativa. Aparte ha sido inspiración de cientos de películas, libros, videojuegos, cómics, etc.

En el libro percatamos el uso de numerología y aparece por primera vez el 666 como el número de la bestia (aunque aún hay dudas sobre la veracidad de esto y la posible incorrecta transcripción). La bestia aparece en el Capítulo 13, seduciendo a todos los habitantes a los que marca en la mano derecha o en la frente con su nombre o cifra. Finaliza el capítulo de la siguiente manera: “El que presuma de inteligencia, que calcule la cifra de la bestia, que es un número humano. Su cifra es 666”. El 6 en la Biblia es sinónimo de imperfección, mientras que el 7, de perfección. Este último representa la culminación de la Creación en el Genésis y aquí se emplea con frecuencia: siete sellos, siete copas, siete trompetas, siete cuernos y siete ojos del Cordero, etc.

El Cordero de Dios se refiere a Jesucristo como víctima ofrecida en sacrificio por los pecados de los hombres, a semejanza del cordero que era sacrificado y consumido por los judíos durante la conmemoración anual de la Pascua. El libro del Apocalipsis incluye decenas de referencias al Cordero que entrega la victoria y que actúa como juez y redentor.

Apocalipsis comienza con las siete cartas a las 7 Iglesias: Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardes, Filadelfia, Laodicea. No voy a profundizar en ellas porque la historia comienza a continuación.

Lo más curioso del libro y la razón por la que yo quise leerlo es por Los cuatro jinetes del Apocalipsis. De ellos había oído infinidad de veces y no supe que tenían que ver con la Biblia hasta hace pocos años. Todo comienza en El libro del cordero, Capítulo 5: Juan observa a Dios, sentado en su trono con un libro con siete sellos; el Cordero, que aparece por primera vez, será quien deba abrirlos. Se muestran los jinetes en el Capítulo 6 (Revelación del sentido de la historia), titulado Los cuatro sellos: invasores, guerra, hambre, muerte. El Cordero abre el primer sello y surge el caballo blanco (Apocalipsis 6,2). Representa la invasión; para muchos el jinete que monta el caballo es el Anticristo, imitador diabólico de Jesucristo. Del segundo sello sale el caballo rojo (Apocalipsis 6,3-4) montado por el jinete de la guerra. El caballo negro viene del tercer sello (Apocalipsis 6,5-6). El jinete, representando el hambre, habla del precio del trigo y la cebada, y añade que el vino y el aceite no se tocan. Por último en el cuarto sello de los siete aparece el caballo pajizo o bayo (Apocalipsis 6,7-8) con el jinete de la muerte. Su color no está claro, oscila entre el amarillo, verde y gris, pero siempre un color enfermizo y cadavérico.

Después se abre el quinto; en ese momento san Juan ve a los mártires de la fe degollados por proclamar la palabra de Dios. Cuando el Cordero abre el sexto sello se produce un terremoto que obliga a la población a esconderse en las cavernas. El séptimo sello se abre más adelante en el Capítulo 8 (Las trompetas: la historia en movimiento). Tras un silencio se producen truenos, relámpagos, voces y terremotos. Comienza la destrucción de la tierra.

A continuación se pasa a las 7 trompetas dadas a 7 ángeles. En este fragmento comienza el horror en la tierra a medida que van sonando las trompetas. Con la primera, cae granizo, sangre y fuego; con la segunda, brasas; con la tercera, una estrella ardiente; con la cuarta, un tercio del sol, la luna y las estrellas quedó herida. En el Capítulo 9, se prosigue con la quinta trompeta, saliendo langostas del humo del pozo del abismo para hacer daño al hombre. Aquí aparece mi frase favorita del libro: Apocalipsis 9,6.

Con la sexta trompeta se da la guerra destructora para exterminar a los hombres. En esta parte de la historia aparecen de nuevo los jinetes, cuyos caballos echaban por la boca fuego y azufre. Me parece digno de nombrar el Apocalipsis 9,20-21, que describe lo que ocurre con los hombres que sobreviven, y dice así:

20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; 21 y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.

En el Capítulo 10, en el Apocalipsis 10,7 un ángel dice “Cuando suene la trompeta del séptimo ángel, Dios cumplirá su plan secreto, anunciando a sus siervos los profetas”. Al sonar esta se abre el templo de Dios.

Más adelante, del cielo aparece un dragón, llamado Diablo o Satanás, que se enfrenta al arcángel Miguel y pierde. Pese a que, tras esto, ya se proclamase el triunfo de Cristo sobre el mal, aparecieron dos bestias. Apocalipsis 13,4: adoraron al dragón porque había dado su poder a la bestia y adoraron a la bestia diciendo: ¿Quién es semejante bestia y quién podrá luchar contra ella? A continuación ocurre lo ya nombrado previamente, apareciendo la segunda bestia y su cifra (666). Tres ángeles comienzan a predicar la victoria avisando que quien lleve la marca de la bestia beberá el vino de la ira de Dios […] y será atormentado en el fuego y en el azufre […] (Apocalipsis 14,16) Entonces comenzaron las 7 plagas, lanzadas desde las 7 copas (Capítulo 16): sobrevino una úlcera cruel y maligna sobre quienes adoraban a la bestia, perecieron los seres vivos del mar, el agua se convirtió en sangre, el sol envolvió a los hombres en un fuego abrasador, el reino de la bestia quedó sumergido en tinieblas, las aguas del Éufrates se secaron. Con la séptima copa hubo relámpagos, desaparecieron montañas e islas, cayeron grandes piedras de granizo.

En los siguientes capítulos hasta el final se celebra la caída de Babilonia, de todos los males y de la bestia, y se da la aparición de Cristo. Se condena al dragón al abismo, afirmando que a los mil años Satanás será liberado y saldrá a seducir de nuevo.

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

En conclusión opino que es un libro que merece ser leído, independientemente de las creencias de cada uno. Al estar lleno de simbología se precisa atención a la hora de sumergirse en él e información para la comprensión. Este resumen que he hecho al final es para todos los curiosos como yo que han intentado hilarlo y no saben por dónde.

Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s